sábado, 9 de septiembre de 2017

Socialmente es normal desayunar y merendar a diario bollería y repostería de mala calidad. La excusa de "no pasa nada por comer de vez en cuando azúcar porque los niños deben disfrutar" se cae por su propio peso si contemplamos el día a día de la dieta occidental de un niño. Es socialmente normal que un niño coma a diario alimentos ultraprocesados, relacionados con enfermedades no transmisibles a largo plazo: cereales de desayuno azucarados, zumos, batidos, cacaos solubles, cremas de cacao, refrescos, yogures y derivados, chucherías, embutidos de mala calidad, pan refinado, etc.
Soy de los que opina que no hay que ser ningún talibán en las recomendaciones dietéticas de un grupo de población tan delicado como son los niños y adolescentes. Efectivamente, comer de vez en cuando un alimento ultraprocesado no debería repercutir en la salud de nadie de manera general. El problema es que esto no va de ocasionalidad, sino de algo diario. Muchas familias dan a sus hijos para desayunar y/o merendar alimentos muy azucarados. Y esto es peligroso, porque se dejan de lado alimentos que han demostrado mejorar nuestros marcadores de salud, como son las frutas o el aceite de oliva.
En esta infografía comparé una rebanada de pan blanco untada con 30g de Nocilla blanca, junto a una rebanada de pan 50% integral con 18g de aceite de oliva virgen extra.
Por favor, no se fijen solo en las Calorías. Esto va mucho más allá que eso. No se trata de la aplicación práctica que le podéis dar en casa, sino en la calidad de los nutrientes que contiene el aceite de oliva virgen extra en comparación con una crema de cacao azucarada. Las grasas monoinsaturadas y el poder antioxidante de la Vitamina E/polifenoles del aceite de oliva, frente a las dosis bestiales de azúcar y aceite de palma de la Nocilla.



miércoles, 6 de septiembre de 2017

En población general, y de manera general (valga la redundancia), realizar un conteo calórico para una dieta suele ser un fracaso. Mucho más si se hace caso a industrias alimentarias que miden sus snacks fitness por kilocalorías. Ojalá todo fuese tan sencillo.
Aclarar que en personas, objetivos y disciplinas diferentes, utilizar calories counter puede ser una buena herramienta para conseguir que la planificación sea un éxito. Casi siempre a corto y medio plazo.
Generalizar sí es un fracaso, por eso, irse al bando de "come lo que te dé la gana sin contar macronutrientes" o "cuenta hasta los macros del orégano" es un error.


domingo, 3 de septiembre de 2017

El conteo calórico solo es aplicable en personas con objetivos específicos o casos concretos. Para una población general, contar Kcal o no comer frutos secos crudos porque tengan alta densidad calórica, conducen a conjeturas como estas.



viernes, 1 de septiembre de 2017

A pesar de que muchos tienen conocimiento de que el IG es algo muy variable, no paro de escuchar fundamentos basados en el IG. Incluso la Carga Glucémica (CG) habría que saber interpretarla.

En este estudio, los sujetos ingirieron el Día 1 (control) 60g de carbohidratos a base de 2 rebanadas de pan blanco y 230ml de zumo de manzana. Se les midió con glucómetro en ayunas y después de la ingesta.

El Día 2 volvieron a ingerir los mismos gramos de carbohidratos, solo que con la adición de 30g de crema de cacahuetes.

La reducción en la glucémica el Día 2 fue significativa.



Podéis extrapolar los resultados en vuestras vidas, cuando añadís cacahuetes, algún fruto seco o alguna fuente de grasa con proteína (ej: huevos). A veces es fácil evolucionar, solo que esto está en la mano de los que de verdad quieren hacerlo. El concepto de Índice Glucémico es de las primeras cosas que se aprenden en este sector. Como concepto está muy bien (medida de la velocidad con la que determinado alimento puede elevar la glucemia), como válido ya se ha demostrado hace mucho que es inservible, al igual que el IMC en la composición corporal.


miércoles, 30 de agosto de 2017

Actualizado a 30/08/2017

El EDTA o Ácido etilendiaminotetraacético, como el EDTA férrico sódico, se utiliza en diversas industrias. En la industria alimentaria se utiliza como aditivo alimentario con función antioxidante y/o secuestrante, ya que es un secuestrador de metales pesados.
Cuando se utiliza como antioxidante, se combina con otros ácidos, como el ácido ascórbico (E300) o el ácido cítrico (E330), para, así, aumentar su eficacia debido a la sinergia.

Tiene origen sintético por medio de compuestos como el formaldehído (E240), un conservante muy polémico y criticado por su toxicidad, y que se crea naturalmente con el humo del tabaco, por ejemplo.
De todas formas, el Grupo de Expertos de Aditivos de la EFSA, en su dictamen científico de 2010, aclaran que, aunque el formadelhído contenido en EDTA podría generarse, no hay pruebas de que el formaldehído pueda generar cáncer por vía oral.

Se encuentra en conservas tipo legumbres cocidas, frutas enlatadas, mariscos y moluscos, verduras... 
También en salsas como la mayonesa o cereales de desayuno.

A pesar de lo que dicen las autoridades oficiales, no hay pruebas concluyentes de probable toxicidad genotóxica o carcinogénica a las dosis propuestas, pero se ha comprobado que tiene un mecanismo de acción para inhibir algunos minerales, por lo tanto, hay que controlar sus cantidades en niños y mujeres embarazadas. También se ha comprobado que en altas dosis, se producen náuseas, vómitos y mareos.

Actualmente tiene una Ingesta Diaria Admisible (IDA) de 1,9 mg/Kg peso/día. Es una IDA polémica y probablemente se modifica con el paso de los años.

El EDTA también se utiliza como fuente de hierro en alimentos fortificados. Según EFSA, su biodisponibilidad es buena. Lo más inteligente sería esperar a nuevas investigaciones y dar unas mejores conclusiones.




Referencias
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.2903/j.efsa.2010.1414/full
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4282355/
http://econtent.hogrefe.com/doi/abs/10.1024/0300-9831.74.6.421?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori%3Arid%3Acrossref.org&rfr_dat=cr_pub%3Dpubmed&
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21929640
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10685019
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24617032

martes, 29 de agosto de 2017


Son muchos los comentarios que recibimos que piden que hablemos sobre datos de interés en vegetarianos y veganos. Siguiendo la línea de vídeos sobre suplementos y atendiendo a esta petición, hoy traemos un vídeo sobre la importancia de los suplementos de vitamina B12 en veganos y vegetarianos.


Y es que la vitamina B12 suele presentarse en déficit en vegetarianos y veganos, y mucha gente pasa por alto su importancia para el organismo.


En este vídeo vamos a analizar la importancia de la vitamina B12 en vegetarianos y veganos y qué suplementos de vitamina B12 comprar para mantener una salud óptima.



¿Quieres conocer la importancia de los suplementos de vitamina B12 en vegetarianos y veganos? ¡No te pierdas el vídeo!



sábado, 26 de agosto de 2017

La conjunción de los glutamatos (como el glutamato monosódico o el ácido glutámico), bajo los E620, E621, E622, E623, E624 y E625, son aditivos alimentarios utilizado tecnológicamente como potenciadores de sabor, multiplicando así el sabor de las comidas con las que va conjuntamente. Por sí solos, los glutamatos no tienen un sabor muy potente, necesitan ser insertados para producir sinergia. 
Son los protagonistas del sabor umami, el quinto sabor aceptado científicamente, que viene a ser definido como "carne" o "sabroso".
A pesar de todas las críticas que han sufrido los glutamatos, y más concretamente el glutamato monosódico (por ser el más utilizado), pocos saben que provienen del aminoácido ácido glutámico, y que se encuentran de forma natural en alimentos como el tomate o la carne.

Su adición es encontrada comúnmente en patatas, snacks, aceitunas, salsas, sopas, comida oriental, Avecrem...

Tiene origen semisintético.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) volvió a evaluarlos, y propuso una IDA de 30-32 mg/kg peso corporal. En las últimas revisiones se llegó a la conclusión de que es existen pocas pruebas genotóxicas, agudas y carcinógenas.

En la última revisión se ha podido comprobar que todos los grupos de población superan la IDA. Habría que revisar los límites máximos, ya que aún quedan muchas dudas sobre su seguridad. La exposición es mayor, ya que también se encuentra de forma natural en comidas. Lo que está claro es que si comes comida real, seguro que no superas la IDA.

Se han visto efectos secundarios como cefalea, aumento de la presión arterial y aumento de insulina. También el popular "síndrome del restaurante chino".





Referencias/Bibliografía/Fuentes



PRÓXIMO ARTÍCULO

PRÓXIMO ARTÍCULO
Todo sobre el Jamón de España (Parte III)

¡SÍGUEME EN FACEBOOK!

ÚLTIMO VÍDEO EN YOUTUBE

Los artículos más leídos