martes, 13 de octubre de 2015

Es inevitable. El poder del marketing por parte de las grandes multinacionales hace que el consumidor pague sin remordimientos una hamburguesa de mala calidad por 5€, pero no sea capaz de pagar lo mismo por algún alimento saludable, de calidad y que dure para más de una comida. Como es un tema sin solución, me gustaría adentrar de lleno en el revuelo grandísimo que se ha formado por Twitter (hashtags #halloweenwhopper #greenpoop) en estos últimos días con la nueva hamburguesa Halloween Whopper de Burger King, cuya gran característica es su pan de color negro azabache. Es difícil que no te llame la atención:



Debido al festejo de la popular fiesta Halloween, Burger King, una vez más, se hizo con el mercado y lanzó 450.000 unidades de este 'maravilloso' alimento a un módico (?) precio de 4'5€ "hasta agotar existencias".

Como siempre ocurre con la comida chatarra, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia:




Historia de las 'burguers negras' y composición nutricional

Halloween Burger es solo uno de los productos de hamburguesas negras lanzadas ya al mercado. Japón lleva sacando al mercado hamburguesas negras desde 2012 con su Kuro Burger Premium:



La diferencia con Halloween Burger es más grande lo que puede parecer:

- La HB no posee el apetitoso queso negro.
- El pan de la HB está hecho de salsa barbacoa (A.1. Steack Sauce) y carbón de bambú en polvo, mientras que la Kuro Burger está hecho con tinta de calamar.
- Según la gente que las ha probado, el sabor es totalmente diferente, ya que la Halloween Whopper es una Whopper totalmente normal con pan teñido de negro.


Un año más tarde, también en Japón, sacaban al mercado la Kuro Ninja Burger:



Como se puede comprobar, lo de la moda de las hamburguesas negras no es nuevo. Por desgracia.

Nutricionalmente son una pasada en el peor sentido de la palabra. Según Burger King, la definición del producto es "la hamburguesa Halloween Whopper está elaborada con 1/4 de libra de carne de vacuno asada a la parrilla y coronada con una sabrosa loncha de queso americano derretido, tomates maduros, lechuga iceberg crujiente, mayonesa cremosa, salsa, cebolla blanca en rodajas y pepinillos". Así parece hasta que puede entrar en la dieta mediterránea.

La realidad nutricional es que es una hamburguesa de 305 gramos donde encontramos:

- 759 Kcal
- 55 gramos de hidratos de carbono, de los cuales 15 gramos de azúcares.
- 44 gramos de grasa, de los cuales 1g son de trans artificiales.
- 34 gramos de proteína.


Polémica en EEUU: los clientes dicen que defecan 'verde'

Parece ser que dependiendo del país en el que se ha comercializado la hamburguesa, los ingredientes son algo diferentes.



A través de Twitter se ha formado una polémica impresionante. Muchas personas que han consumido la hamburguesa dicen que han defecado con un color verde esmeralda brillante. Aún no se sabe a ciencia cierta el porqué, pero según algunos medios que han investigado, parece ser que sea por la presencia de bilis en los mismos excrementos, provocando que éstas se muevan algo más rápido de lo normal a través del tracto intestinal
Se dice que como ocurre con algunos suplementos de hierro, el pan de la hamburguesa debe de tener algún colorante que el organismo no lo digiera correctamente, aunque Burger King se niega reconocer haber usado ese 'tinte'.

Otros consumidores estadounidenses como @Saixion no han tenido este pequeño problema. Se supone que dependerá de la persona.



No es más que una mera anécdota, lo preocupante es lo escrito en el primer párrafo: algunas veces no se compran alimentos frescos y naturales por parecer caros, pero sí se gasta más dinero en algo tan insano que va a durarte unos minutos y no va a proporcionarte absolutamente ningún beneficio. Pero ya sabemos que se seguirá pagando por cosas así.

0 comentarios :

Publicar un comentario

MERCHANDISING

¡SÍGUEME EN FACEBOOK!

ÚLTIMO VÍDEO EN YOUTUBE

Los artículos más leídos