martes, 30 de agosto de 2016

Las galletas Oreo son un clásico en las alacenas de muchas familias por su sorprendente calidad sensorial (sabor, olor, textura) y visual.

Es una galleta que cada vez llama más la atención. De hecho, su consumo se está popularizando cada vez más con la inclusión en muchas multinacionales de comida rápida para incluir las galletas en helados o postres. 
Muchos hipermercados también han creado sus particulares "oreo" y sus helados con sabor a "oreo".



Es, como digo, una galleta hiperpalatable. Cuando la industria alimentaria llega a conseguir que al consumidor le produzca ese sabor único e irrepetible, es cuando todo comienza a ir bien. 
El consumidor, preferiblemente, quiere galletas Oreo, Príncipe, Campurrianas, etc. Saben el placer que les produce al comerlas, aparte de que, visualmente, llaman mucho más la atención que otras galletas menos comerciales.

En este caso, creo que todo el mundo sabe que cuando hablamos de bollería industrial, existe una relación entre ingesta y aumento de peso. Es decir, todo el mundo es consciente de que si comes bollería y alimentos azucarados, vas a engordar.
Sin embargo, puede que no se sepa que el consumo de alimentos ultraprocesados también están relacionados con enfermedades y con alteraciones en la microbiota intestinal.


Teniendo como referencia un paquete de galletas Oreo original del 2016 en España, estos son sus ingredientes y valores nutricionales:



Se venden como "galletas de cacao rellenas de crema con sabor vainilla".
Podemos comprobar que de cacao apenas contiene un 4'6%. El resto, harina refinada de trigo, aceite de palma y palmiste y azúcares, en este caso, sacarosa y jarabe de glucosa-fructosa. Luego posee tres potentes gasificantes (también llamado "levadura química") para proporcionar esa textura crujiente típica de la galleta.

Vienen en packs de 4 galletitas, teniendo un total de 44 gramos de producto.

En cuando a los valores nutricionales, encontramos por cada paquetito (4 galletitas):



- 212 Kcal.
- 16'4 gramos de azúcares.
- 8'8 gramos de aceites de palma.
- 2 gramos de proteína (no vaya a ser que se resienta el riñón).
- Solo 1'2 gramos de fibra alimentaria (no existe la saciedad en este caso).
- 0'4 gramos de sal.

En un curioso estudio realizado en ratas macho Sprague-Dawley, se vio cómo las ratas preferían galletas Oreo (generalizando el concepto de alimento ultraprocesado e hiperpalatable) tanto como la cocaína.


El aceite de palma 

Es el aceite más barato y más usado por la industria. Hasta hace poco tiempo, las empresas podían no poner la fuente del aceite vegetal en sus productos. Ahora, por fin, sí exigen que pongan la procedencia del aceite. 

Por supuesto, se están destapando muchos productos que antes se pensaban que podrían contener aceites sanos (lo de "vegetal" parecía sano). Nada más lejos de la realidad: están saliendo los "aceite de palma" por todos lados.

Como decía, el aceite de palma es el más utilizado por la industria por ser el más barato de adicionar. Su procedencia y adición crea efectos perjudiciales para la salud humana y salud medioambiental (deforestación de bosques tropicales). ¿Por qué se utiliza tanto?:

- Económico.
- Buen estado sólido a temperatura ambiente, lo que dará que productos de bollería puedan conservarse mejor. Además, textura fácilmente untable (de ahí a que se use tanto en la elaboración de margarinas).

Además, su consumo está íntimamente relacionado con enfermedad cardiovascular (Léase "Biological and Nutritional Properties of Palm Oil and Palmitic Acid: Effects on Health", de Mancini A. y colegas).


Conclusiones

- Las galletas Oreo se podrían denominar alimentos ultraprocesados e hiperpalatables (conseguir un sabor genial en base a azúcares, grasas y sal).

- Las galletas Oreo utilizan el aceite más barato por todas las industrias, el aceite de palma, relacionado con enfermedades y que provoca destrozos medioambientales.


¿Por qué no dejar de comprar galletas para que los miembros de la familia se alimenten de fruta y de comida real?






3 comentarios :

  1. Gran artículo, como siempre!!
    En mi opinión, me pregunto cómo este tipo de productos pueden ser más asequibles económicamente que alimentos en sí.
    Y es que, como dice por ejemplo Aitor Sánchez, es increíble que una docena de croissants te cuesten menos que un aguacate.
    Da para pensar, la verdad, un saludo!! :)

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo. Una duda, ¿qué significa la aclaración que haces de que en la fibra de las oreo "no existe la saciedad"?

    Saludos. Sigue así.

    ResponderEliminar
  3. Segun tengo entendido es la fibra la que nos sacia.... una comida con poca fibra no hace que te sacies tam rapidamente.

    ResponderEliminar

PRÓXIMO ARTÍCULO

PRÓXIMO ARTÍCULO
Todo sobre el Jamón de España (Parte III)

¿Quieres que te avise cada vez que suba un artículo?

¡SÍGUEME EN FACEBOOK!

ÚLTIMO VÍDEO EN YOUTUBE

Los artículos más leídos