jueves, 22 de diciembre de 2016

En el último programa de 'Millennium' (La 2), Aitor Sánchez (Mi Dieta Cojea), dietista-nutricionista y tecnólogo alimentario, entre otros profesionales, opinaba sobre los llamados Superalimentos. No pude dejar de mirar su rostro en algunas de las partes del programa. 
Lo cierto es que me pareció un programa muy interesante, en el que el respeto por la diversidad de opiniones reinó. Parecía la televisión de los años '80, no sé si a vosotros también os ha dado esa sensación. 

Si le echáis un vistazo al programa completo, os podréis dar cuenta que muchas de las cosas que dice el ingeniero agrónomo y la médico no son ciertos en base a la Nutrición. En algunas ocasiones, Aitor intenta rebatir lo dicho, sobre todo, por la médico. Otras veces, sin embargo, prefiere no meterse. 

Se dijeron cosas que son inciertas, pero entiendo en este caso a Aitor. Hay veces en las que es mejor no decir nada y asentir con la cabeza. Algunas de las cosas que se dijeron de manera errónea fueron:

- El desayuno es la comida más importante del día para adultos y niños. El niño siempre debe desayunar, ya que así lo dicen los "estudios" (?). Aitor matizó que correlación no es causalidad. Es decir, el hecho de que exista correlación entre dos variables, no significa que una provoque a la otra.

- La Pirámide Alimentaria Española es una buena guía alimentaria. Eso lo dijo el veterinario que trabaja en Mercamadrid.

- Las mermeladas son una gran opción para el desayuno. Y si es casera, mejor, porque no tiene "preservantes" (querría referirse a conservantes). Las mermeladas no son una buena opción debido a su cantidad desproporcionada de azúcar, sea casera, o no.


También se dijeron cosas interesantísimas, sobre todo por parte del ingeniero agrónomo. Algo que me encantó fue cuando planteó el problema de que comercializamos muy pocas variedades de productos en concreto. Hacemos poco variada nuestra dieta porque a las industrias le interesa innovar más en procesos tecnológicos (como en transportar alimentos de fuera del país que vienen a miles de kilómetros) que mantener una buena calidad sensorial del producto. 


Pero yendo al grano, todo este caso expuesto anteriormente me ha servido para poder llegar a expresar lo que deseo.

La Nutrición es un tema típico y corriente en cualquier conversación social. Todos comemos todos los días, a muchos nos gusta disfrutar con la comida, muchos son fans de la Gastronomía, etc. Es normal que en cualquier conversación salga algo relacionado con qué comer o qué no comer con su correspondiente justificación.

El problema radica en que, probablemente, en esa conversación, algunas personas, la única idea que tienen de Nutrición es lo que le ha contado la madre o lo que ha leído en una imagen viral de Facebook. En esas situaciones en las que esa persona te da "consejos" o te incide -sabiendo que te gusta el tema- en lo perjudicial o saludable que es tal alimento o comida, tienes tres opciones generales:

- Reivindicar que no tiene ni idea de lo que está hablando. Todo esto con un aumento considerable de las pulsaciones. No os extrañéis demasiado, muchos se comportan de esta manera.

- Dar una explicación coherente a su respuesta y transmitir los puntos en los que está equivocado/a.

- Callar y asentir.



Es curioso cómo la mayoría hemos pasado por estas fases. Entrar al debate solo es beneficioso cuando sabes que la conversación y las personas que lo integran, son sanas de mente. En el momento en el que veas una conversación turbia y que quieran atacarte, calla y asiente.


¿Cómo sabes si puedes debatir?

Notablemente importante es este punto, ya que puede ocurrir que calles y asientas, creyendo tener la verdad, cuando no la tienes.

¡Evidencia científica y experiencia de calidad!

- Si se habla de algo en concreto, has leído literatura científica sobre ello y/o has experimentando con ello, hablas, debates y opinas.

- Si se habla de algo en concreto, no has leído nada y has tenido una experiencia de baja calidad, no puedes creerte que tienes razón. Puedes contar tu experiencia si quieres, pero jamás pienses que podrías llegar a tener razón sin haber investigado seriamente.

Me hizo gracia cuando en el programa de los Superalimentos, se echaron todos las manos a la cabeza cuando Aitor dijo que había días que no desayunaba. Esto, exactamente, es una prueba irrefutable que no han leído nada sobre el ayuno como estrategia dietética.

No importa que seas licenciado o doctor. Si no sabes de algo, no puedes llegar a tener la verdad absoluta. Jamás.

En esos momentos en los que se habla de cualquier topicazo (lo que engordan los aguacates o las nueces, de que el vino es bueno...) y ves que ahí no hay manera de sacar alguna conclusión interesa, ¡calla y asiente!



El verdadero conocimiento nos espera en privado.







2 comentarios :

  1. Hola! Encantado de saludarte. Hace un tiempo que te leo y comparto tu visión. En cuanto al post, me quedo con la duda las veces que callo pq creo que el interlocutor no respetará mi opinión por no ser la "mediática". A veces pienso, tendría que haberlo intentado. No se si
    os pasa???
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Rubén, encantado.

      Es algo que nos ha pasado a todos. Es sencillo: si ves que puedes sacar algo de la conversación, debatir es la mejor opción. Si ves que no puedes sacar nada, mejor callar :)

      Un abrazo

      Eliminar

PRÓXIMO ARTÍCULO

PRÓXIMO ARTÍCULO
Todo sobre el Jamón de España (Parte III)

¿Quieres que te avise cada vez que suba un artículo?

¡SÍGUEME EN FACEBOOK!

ÚLTIMO VÍDEO EN YOUTUBE

Los artículos más leídos