jueves, 4 de enero de 2018

Los insectos y sus partes (alas, cabezas y patas) han logrado pasar todas las estrictas pruebas necesarias que la Unión Europea precisa para que un alimento pueda considerarse como tal. Para ello, se ha demostrado que este nuevo grupo de alimentos:

- No presenta riesgos para la salud del consumidor
- No es menos nutritivo que otros alimentos de origen animal; y no induce a engaño al consumidor



Referencias
Reglamento (UE) 2015/2283


0 comentarios :

Publicar un comentario

¿Quieres que te avise cada vez que suba un artículo?

¡SÍGUEME EN FACEBOOK!

ÚLTIMO VÍDEO EN YOUTUBE

Los artículos más leídos