viernes, 23 de noviembre de 2018

Estamos acabando 2018, y lo cierto es que no podemos considerar a la Citrulina Malato un suplemento con evidencia científica avalada, a pesar de la existencia de estudios pasados que sí vieron mejoras del rendimiento y de conocerse, supuestamente, sus mecanismos de acción. De hecho, yo mismo escribí un artículo apoyando la evidencia de la citrulina. La ciencia cambia, todos los sabemos.


Las recientes investigaciones protagonizadas por Chappell, Farney y da Silva ponen en serias dudas el supuesto beneficio ergogénico predicado en los últimos años con la suplementación de Citrulina Malato.




– No se encontraron mejoras de rendimiento en entrenamiento de fuerza en sujetos moderadamente entrenados con dosis agudas de 8g de citrulina malato.

– Podrían producirse efectos positivos en el dolor muscular días después del entrenamiento.

– Aunque no existe literatura suficiente para categorizarla como Evidencia C, no podría considerarse de categoría A, situándola, por ejemplo, en la categoría B o limitada.

– El ratio Citrulina:Malato del etiquetado (2:1) difería con el analizado, que era de 1’1:1




0 comentarios :

Publicar un comentario

Mi perfil de investigador

Follow me on ResearchGate

Archivo de artículos

Asesoramiento Dietético Personalizado

Asesoramiento Dietético Personalizado
Haz click en la imagen

III JORNADAS ALIMENTOLOGÍA

III JORNADAS ALIMENTOLOGÍA
Aplazado para el 14 Noviembre

Grupo de Facebook "ALIMENTÓLOGOS"

Grupo de Facebook "ALIMENTÓLOGOS"
Únete a nuestro grupo de FB en el que debatiremos y compartiremos temas relacionados con la nutrición

¡SÍGUEME EN FACEBOOK!

Los artículos más leídos