sábado, 25 de junio de 2016

La suplementación con beta-alanina en el deporte ha demostrado ser efectiva para según qué casos y qué condiciones.
A diferencia de la mayoría de suplementos que se comercializan, cuyos efectos beneficiosos no se han demostrado, suplementar con beta-alanina podría aumentar el rendimiento deportivo a través de un aumento de los niveles de carnosina intramusculares, regulando el pH del tejido muscular.



En “Role of beta-alanine supplementation on muscle carnosine and exercise performance” de 2010 (Artioli GG et al.) se llegó a la conclusión de que la suplementación con beta-alanina:

- Mejora el rendimiento en ejercicios de alta intensidad de duración corta (más de 60 segundos).

- Retrasa la aparición de la fatiga neuromuscular.

- No tiene ningún efecto secundario, a excepción de la parestesia, que es inocua en este caso.



En el meta-análisis “Effects of β-alanine supplementation on exercise performance: a meta-analysis” de 2012 (RM Hobson et al.) se llegaron a las siguientes conclusiones:

- Se demuestra una mejora del rendimiento deportivo en ejercicios que duran entre 1 y 4 minutos. En dosis totales acumulativas de 145 – 179 gramos. Por eso se recomienda ciclarla (descansar en determinado momento del protocolo de consumo). Estaríamos hablando de una dosis diaria de entre 4 y 6 gramos, aproximadamente, durante 1 mes.

- No hay evidencia de que sea eficaz en ejercicios de menos de 60 segundos.


Para más información, le recomiendo que vea un vídeo explicativo de David Marchante (Power Explosive):





 “¿Por qué me pica todo el cuerpo cuando tomo beta-alanina?”

La parestesia leve es una de las sensaciones más típicas y populares cuando suplementamos con beta-alanina. Se da en la mayoría de personas que se suplementan. Algunas personas notan un hormigueo leve, y en otras llega a ser incluso molesto. Ya veremos cómo intentar disminuir esta sensación.

1.- ¿Por dónde se suelen producir los hormigueos en base a experiencias de sujetos?
De manera general, en la cara, aunque también por los brazos, piernas y abdomen.
En todas las revisiones se ha llegado a la conclusión que esta parestesia es completamente inocua.

2.- ¿Cuál es el mecanismo de acción?
Muy posiblemente, debido al gen MRGPRD (Qin Liu et al, 2012 & Boldyrev et al, 2013), atribuido a la mecano-sensación de las neuronas sensoriales de la piel. Al tomar una cantidad determinada  de beta-alanina en una toma, ésta crece de manera significativa basalmente, y se produce la parestesia. 

3.- ¿A qué cantidades se suele producir la parestesia?
Los estudios han concluido que a dosis medias mayores de 800 mg en una toma, se produce parestesia. (Décombaz J., et al, 2012).

4.- ¿Cómo solucionarlo?
Divide la toma durante el día. Por ejemplo, deja que pase un trance de tiempo de 2 – 3 horas en cada una.





0 comentarios :

Publicar un comentario

PRÓXIMO ARTÍCULO

PRÓXIMO ARTÍCULO
Todo sobre el Jamón de España (Parte III)

¿Quieres que te avise cada vez que suba un artículo?

¡SÍGUEME EN FACEBOOK!

ÚLTIMO VÍDEO EN YOUTUBE

Los artículos más leídos